Etiquetas

, ,

Desde niño recuerdo los viajes fascinante a los cuales me remontaba entre las páginas de Edgar Allan Poe, cuantas veces leí El Cuervo y lo sigo haciendo, en los rincones sombríos de una literalidad macabra, tratando resolver los enigmas y asesinatos de la calle morgue o develando los enigmas de su escarabajo de oro, así transcurrían mis horas en un parque o en cualquier rincón que propinara la privacidad y la paz necesaria para la lectura.

Para mi sorpresa tardía en descubrimiento y de la mano de mi gran amigo Kalalo Pagano, me entero que fruto de tierras venezolanas precisamente de Cumaná, nace en el 9 de Junio de 1890, hijo de Jerónimo Ramos Martínez y de Rita Sucre Mora (sobrina del Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre), José Antonio Ramos Sucre, de cuya estirpe heroica desembocaría en las letras el que hoy por hoy me atrevo a considerar el Poe Venezolano.

Estudios

En su ciudad natal estudia en el Colegio Nacional de Cumaná, hoy Liceo Bolivariano Antonio José de Sucre, dirigido entonces por Don José Silverio González Varela. En 1908, por sus dotes excepcionales, es nombrado su asistente. En 19101 se gradúa de bachiller en Filosofía, viajando de inmediato a Caracas para iniciar en la Universidad Central de Venezuela sus estudios de Derecho y Literatura y continuar aprendiendo idiomas (griego antiguo y moderno, francés, inglés, italiano, protugués, alemán, danés, sueco y sánscrito). Al ser cerrada la universidad por el gobierno del General Juan Vicente Gómez, se ve obligado a continuar los estudios por su cuenta.

Graduado de abogado en la UCV en 1917 y posteriormente de Doctor en Leyes en 1925, no ejerce esta profesión sino que se gana la vida como profesor de Historia y Geografía Universal, Historia y Geografía de Venezuela, Latín y Griego, en liceos de educación media, como el Liceo Caracas, hoy llamado Liceo Andrés Bello. Asimismo desde 1914 trabaja como intérprete y traductor en la Cancillería.

Como podemos apreciar la muy fructífera vida académica de nuestro autor sienta las bases de su creación literaria un ejemplo a seguir un venezolano que pocos conocemos pero el cual es digno de exaltación, de allí que no podía dejar pasar la oportunidad de divulgar su obra es un honor para HistoriaBlogueada recomendar hoy su obra.

Antologia

Es un libro de Fundación Ayacucho, auspiciado por el CONAC, editado en 1992 con un tiraje de 10000 ejemplares, uno de los cuales llega a mis manos como un presente de parte de Kalalo. Una colección de poemas sin perdida alguna, bastante profundos en letras los cuales a veces necesario releer, pero en un contexto artístico impecable. Nos lleva entonces por un paseo a los rincones oscuros del alma humana una pieza magistral de las letras venezolanas, sin más que agregar os dejo con dos de sus historia espero la disfruten tanto como yo:

Ocaso

“Mi alma se deleita contemplando el cielo a trechos azul o nublado, al arrullo de un valse delicioso. Imita la quietud del ave que se apresta a descansar durante la noche que avecina. Bendice el avance de la sombra, como el de una virgen tímida a la cita, al recogerse el día y su cohorte de importunos rumores. Crecen silenciosamente sus negros velos, tornándose cada vez más densos, hasta dar por el tinte uniforme y el suave desliz la ilusión de un mar de aguas sedantes y maléficas.

Envuelto en la obscuridad proveniente, imagino el solaz de yacer olvidado en el seno de un abismo incalculable, emulando la fortuna de aquellos personajes que el desvariado ingenio asiático describe, felizmente cautivos por la fascinación de alguna divinidad marina en el laberinto de fantásticas grutas.

Expiran los sones del valse delicioso cuando el sol difunde sus postreras luces sobre el remanso de la tarde. A favor del ambiente ya callado y obscuro disfrutan mis sentidos su merecida tregua de lebreles alertos. Y a de tener sobre mi frente el perezoso giro de su vuelo, surge del seno de la sombra el vampiro de la melancolía.”

La Venganza De Dios

“El DESAFUERO de los habitantes afeaba la fama de aquella tierra amena, vestida de flores, rota por manantiales ariscos, amada por la nube de gasa y el sol paternal. Tenía el nombre de una piedra rara y el mar de tributario en perlas.

El Dios velaba el crimen de los hombres en el inmerecido país, y quiso el nacimiento de un mensajero de salud y concordia, lejos de ellos, en la más umbría selva. nace una noche del seno de una flor, a la luz de un relámpago que pinta en su frente luminoso estigma. Crece al cuidado de las aves y los árboles y el apego de las fieras.

Aquellos hombres reciben la misión de virtud con atrevimientos y excesos y pagan al enviado con el trance de la muerte ignominiosa. El Dios los castiga engrandeciendo la riqueza de la tierra que mancillan. La nutre de tesoros fatales que son desvelo de la codicia, que dividen al pueblo en airados bandos de ricos y pobres. Los nuevos dones infestan de odios vengativos y pueblan con huesos expiatorios.”

Este ultimo sin dudas de mis favoritos y tan particularmente ajustado a los desvelos históricos que maculan la patria. Enhorabuena a leer a Ramos Sucre Pues!!!

Un dato curioso, es la muerte de tan insigne venezolano, cosa que lo acerca a los tormentos de sus letras y lo hermana con Poe en la turbación de una depresión sin igual, El 13 de junio de 1930 durante un viaje diplomático en la ciudad de Ginebra, se suicida al tomar una sobredosis de veronal.


Anuncios